jueves, 2 de junio de 2016

Minicréditos instantáneos, la solución de nuestra generación.

Emanciparse, una palabra que para las personas de nuestra generación a veces suena lejana e inalcanzable. Salta a la vista que los valores de nosotros, los jóvenes de hoy en día, distan mucho de los de nuestros padres cuando tenían nuestra edad; ni qué decir ya de nuestros abuelos. Pero es verdad: mamá y papá se criaron con la idea de que el ideal de vida era, al llegar a la veintena, casarse, pagar la hipoteca de una casa, comprarse un coche, tener trabajo estable y, por supuesto, hijos. Así, todos insuflaban vida y longevidad a un sistema que, hoy por hoy, ya está caduco; y lo está porque actualmente la vida no nos brinda esa seguridad que ellos sí tenían. Ya no existen los trabajos para toda la vida, los créditos bancarios enormes no son la solución a todos nuestros problemas y, cómo no, no tenemos fondos suficientes para ahorrar. Teniendo en cuenta esta situación, no es extraño que optemos por la filosofía de vivir el momento: es mejor invertir en viajes y en cervezas con nuestros amigos que pagar durante años una hipoteca pudiendo vivir de un alquiler relativamente barato.

Visto lo visto, las soluciones económicas a las que necesitamos recurrir tienen que ser igualmente baratas e inmediatas; y a ser posible, estaría muy bien que no nos obligasen a contraer compromisos que duren años. Lo crean o no, eso existe y son los minicreditos al instante puedes consultarlo en www.dineritoahora.es/minicreditos. Ese nombre ya da todas las claves que necesitan conocer, pero analicémoslo: son minicréditos porque la cantidad de dinero otorgada no es muy grande; con lo cual, es ideal para ir pagando pequeñas cosas, es decir, esas pequeñas necesidades del hogar, poco a poco. Por otra parte, son "al instante" porque, en efecto, se solicitan y se reciben de inmediato. ¿Cómo es posible esto? Pues es posible si sustituimos los tediosos trámites bancarios por un sencillo formulario online. Esto es importante saberlo: los minicréditos pueden y deben solicitarse a través de internet.

Eso que nos decían nuestros padres de que tengamos cuidado con el dinero se hará realidad, para suerte de ellos, gracias a la posibilidad de acceder a estos pequeños créditos. Las telecomunicaciones son, indudablemente, la herramienta del siglo XXI y, por lo tanto, de aquellos que tenemos que crecer y adaptarnos a lo largo de él. Mi último consejo es que busquen y se informen todavía mejor.