miércoles, 5 de junio de 2013

GUERRA ECONÓMICA ENTRE CHINA Y LA UNIÓN EUROPEA: CLAVES

Dentro de las asimetrías del mundo moderno encontramos una muy particular: economías capitalistas puras y duras como las de Estados Unidos y Europa y otra de corte capitalista que dice ser comunista (China). 

¿Qué hace a la China capitalista y no realmente comunista?

- Existencia de salarios en yenes y diferentes salarios dependiendo del cargo que se ocupe (diferente al caso de Cuba).
- Acumulación de capital, por parte del gobierno y los ciudadanos.
- Mercado de capitales (Bolsa de Valores), bancos privados y muchos servicios públicos privados.
- Existencia de la propiedad privada.
- Inexistencia o no aplicación de estándares laborales: niños trabajando, horarios laborales agotadores, entre otros.

Sin embargo, en otro nivel actúa como una economía comunista:

- No reconoce la propiedad intelectual, por lo tanto está permitida la copia de productos.
- Por la misma razón anterior, nadie paga licencias por el software.
- Hay restricciones del acceso a la información mundial.
- No hay alternancia de poderes ni oposición con garantías.

Al ser China una mezcla "extraña" de modelos sociales, se enfrenta muchas veces a problemas legales con sus competidores mundiales. Uno de ellos es el reconocimiento de economía de mercado, que aún no le otorgan la comunidad Europea y otros países. Por lo tanto existe una guerra económica, que se traduce actualmente en restricciones arancelarias para los diferentes productos comercializados por ambas partes. Por ejemplo:

1a. La Unión Europea estableció en junio de 2013 un arancel del 47.6% a los paneles solares Chinos, porque considera prácticas que existen prácticas anti competitivas que sitúan el precio 88% por debajo del coste marginal (precios predatorios), soportados por fuertes subsidios gubernamentales a los fabricantes chinos.
1b. La China, en respuesta, está estudiando poner un gran arancel al producto estrella de la UE: El vino.

2a. Estados Unidos estudia medidas para castigar la fijación de precios del yuan, que impide una libre competencia en productividad entre ambos países (2012).
2b. La ofensiva China incluye ataque directo a las empresas americanas que producen allí y amenaza con no comprar bonos americanos del tesoro. En este caso pierde Estados Unidos, ya que China posee el 10% de su deuda. Asimismo por cada 4 USD que Estados Unidos gasta en bienes y servicios de la China, ellos gastan sólo 1 USD en bienes y servicios norteamericanos.

Estamos por lo tanto ante una guerra de asimétrica, que para mi tendrá un ganador claro: La China. Tanto por su poder geopolitico, sus capacidades militares,  sus gigantes proporciones de territorio y gran número de personas.