viernes, 14 de septiembre de 2012

GUERRA DE MONEDAS Y CÓMO AFECTARÁ A EUROPA

Actualización 19/09/2012: El Banco de Japón (tercera economía mundial) se incorpora en la guerra de divisas. Enciende la imprenta para imprimir 100.000 millones de Euros, comparable con la oferta de rescate financiero de España.

No es un secreto para nadie que muchos de nosotros nos preguntamos por qué Estados Unidos necesitan un QE3 (Quantitative Easing, tercera vez que se hace) con un desempleo de solo el 8%. ¿A cuánto quiere llegar Ben Bernanke?¿Existe alguna meta y no se nos ha mencionado?¿Atenderá esto a otros interés oscuros? La respuesta, mis queridos lectores es que NO hay meta y que esta medida si trae su truco bajo la manga...  Comparemos la situación a este lado del Atlántico: Más allá de la oposición del Bundes Bank a la compra de deuda soberana (imprimir euros), ¿por qué Europa no toma medidas como ésta si tiene varios países con un nivel desempleo del 24%?

Les tengo la respuesta y es muy sencilla: Estados Unidos busca devaluar su moneda, deseando una economía más competitiva en el mundo globalizado para aumentar su volumen de exportaciones y compitiendo "con golpes bajos" contra su principal rival en la globalización: LA CHINA. Tanto que se quejan los Americanos de las medidas políticas de su archienemigo económico, que impide una divisa flotante y con precios de fijados por el mercado (sí, tipo Adam Smith y su mano invisible que regula los precios justos), ¡y ahora vienen a hacer lo mismo pero con otro nombre! Predican y no aplican. Vemos ahora la paridad EUR/USD disparada, a más de 1.30 USD por cada EUR y al final volvemos al mismo punto... Alemania feliz y los países periféricos sufriendo por este asunto. No es lo mismo exportar alta tecnología, bienes o servicios con mucho valor agregado que exportar frutas, hortalizas y materias básicas (commodities). ¿Por qué? Simplemente los productos y servicios ofrecidos por los países nórdicos no son fácilmente reemplazables y por lo tanto se seguirán vendiendo, su demanda es inelástica ante los cambios de precios, pero las materias primas si tienen un mercado diversificado y se compran fácilmente siempre al mejor postor. Por lo tanto Alemania, Holanda y Finlandia celebran las medidas de este tipo y nosotros, los que exportamos vinos, quesos, tomates y pescado sentiremos la caída de las exportaciones, so pena de mayor desempleo y menor bienestar social.

Entre más arriba el euro mejor para "los que mandan", por ahora la imprenta se encenderá en Europa con trabas, avales complejos y solicitudes penosas de rescates, que lo único que buscan es retrasar las medidas y disminuir la cantidad de moneda que se imprimirá.