viernes, 14 de septiembre de 2012

¿DESPUÉS DE LA BARRA LIBRE VENDRÁ LA RESACA?

Medidas como "el cañonazo" que realizará mes a mes la FED (mini - QE3), y las futuras intervenciones del BCE en la compra de deuda soberana, traerán muchas ventajas para la economía, el rezagado mercado del empleo americano y la liquidez de los países con problemas de prima de riesgo. Pero me hago la siguiente pregunta: ¿podrán los bancos contener el apetito por el crédito? ¿Comenzarán a ofrecer créditos de forma responsable?


La respuesta a esta pregunta es fundamental para poder establecer horizontes futuros: ¿pueden los lobos contenerse ante un borrego presto a ser comido? Si así lo hiciesen (espero que hayan aprendido la lección) estas medidas funcionarán. ¿Por qué? Este exceso de liquidez no será nocivo en la medida en que sea administrado y suministrado a personas con capacidad de pago, que no estén sobre endeudadas y que mesuren su consumo. En caso contrario nos esperará un resacón profundo de inflación, deudas impagadas y más de lo mismo...

Ojalá los banqueros se pongan en los zapatos de las personas, establezcan objetivos de largo plazo y no se concentren solamente en el "hambre lobuna" cortoplacista. "No queremos pan para hoy y hambre para mañana".